La llamada “luz halógena” es luz visible cuya longitud de onda es muy cercana a la de la luz ultravioleta, el rango al cual pertenece su longitud de onda oscila entre las longitudes de 420 a 450 nm y una frecuencia que oscila entre los 7.142 x 1014 a 6.666 x 1014 Hz. Pero la luz ultravioleta no es perceptible por los ojos humanos y causa ceguera permanente, por eso se utiliza una luz con una longitud de onda muy cercana a ésta. Esta luz es utilizada en el procedimiento de curado luego de aplicar la resina sobre una superficie y luego haciéndose incidir sobre la resina por algunos minutos lo cual la endurece. Otro proceso similar en el que se utiliza la llamada resina de “autocurado” funciona sin la luz halógena, produciendo el mismo efecto pero éste es más lento.

La Resina fotocurable Dental (con luz halógena)es una maravilla de la odontología actual. Con ella podemos devolver la apariencia natural a los dientes afectados por caries, manchas por minerales, fracturas, alteraciones de forma, etcétera. Saca una cita para un diagnóstico.