Cuando los dientes no están correctamente posicionados, son susceptibles a la acumulación de placa bacteriana, aparición de caries, enfermedades e incluso se pueden llegar a padecer patologías musculares y dolores en espalda y/o cuello. A esto se le suma el componente poco estético que dan los dientes desalineados, razón por la que la mayoría de nosotros buscamos un tratamiento de ortodoncia.

En la actualidad existen diversos tratamientos, como los brackets, para tener una boca con dientes alineados y una sonrisa estéticamente agradable, favoreciendo la salud de nuestros dientes.

Por lo mismo, es sumamente importante nuestro cuidado e higiene dental durante el tratamiento de ortodoncia para asegurar su eficacia en el menor tiempo posible. Estos son algunos consejos para lograrlo:

1. Higiene dental

Es muy importante lavar bien los dientes después de cada comida para limpiar los dientes y eliminar los restos de comida. Tener brackets hace que existan más superficies y zonas donde la comida y la placa se puede acumular y que aumente el riesgo de caries dental.

Asegúrate de elegir un cepillo dental que se ajuste a tu tratamiento, existen cepillos interproximales diseñados especialmente para limpiar las superficies difíciles de alcanzar en nuestros dientes, entre los brackets y el arco, en donde fácilmente se acumula la placa dental o la comida.

El correcto cepillado con una pasta con flúor, enjuague bucal, y un cepillo interproximal, logrará que podamos prevenir la aparición de caries.

2. Tener una dieta balanceada

Evitar consumir alimentos pegajosos, duros y con alto contenido de azúcar. Estos alimentos pueden dañar los brackets y despegarlos, además de que afectan nuestra salud bucal, pues es posible que queden pegados más tiempo entre el diente y el bracket, o que se acumulen si no nos cepillados después de cada comida.

Los alimentos duros como manzanas, zanahorias, elotes, etc. tenemos que cortarlos en pedazos más pequeños y no morderlos con los dientes. Además, debemos procurar limitar las bebidas azucaradas y con pigmentos como jugos, refrescos, café o té, pues si no tenemos la limpieza adecuada, nuestros dientes se pueden manchar y son más propensos a las caries.

3. Acudir a las consultas periódicas

Es de gran importancia cumplir con las citas periódicas con el ortodoncista. Estas visitas ayudan a mantener el tratamiento controlado y de este modo la ortodoncia se realiza con éxito y menor tiempo. En cada revisión, el ortodoncista realiza la activación del tratamiento para generar nuevos movimientos y que se hagan las correcciones dentales correspondientes.

Recordemos que es importante el monitoreo del tratamiento, cuidar la calidad de los brackets, arcos y ligas para que mantengan su efectividad durante todo el tratamiento. De lo contrario, se pierde la efectividad y pueden existir efectos secundarios ya que se favorece la acumulación de restos de alimento, generando enfermedades como caries y gingivitis.

Además de que puede haber desprendimiento de los brackets, deslizamiento de los arcos, cortaduras en mejillas y labios, movimientos no deseados en los dientes, entre otras cosas.

4. Dar el seguimiento correcto una vez que termina el tratamiento

Finalmente, no debemos abandonar el cuidado de nuestros dientes, aún después de haber concluido con el tratamiento, ya que si no seguimos las recomendaciones del ortodoncista, se puede deteriorar el resultado final.

Entre las recomendaciones está el uso de los retenedores sin falta, cepillado dental 3 veces al día, uso del hilo dental, limitar el consumo de bebidas azucaradas, golosinas etc. y la visita cada 6 meses para el control y limpieza dental de rutina.

Siempre será muy importante llevar el tratamiento de la mano con un especialista y cumplir con todas sus indicaciones para lograr la sonrisa de nuestros sueños.

Haz una cita con nuestra especialista en ortodoncia en el siguiente link: https://bit.ly/ConsultorioEnLineaByD o al teléfono: 983 155 6684

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *